El 07 es día mundial de la salud fecha reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de crear consciencia en la sociedad sobre la importancia de adquirir hábitos saludables que reduzcan las probabilidades de sufrir todo tipo de enfermedades que perjudiquen tu calidad de vida, llegando, incluso a convertirse en padecimientos mortales.

A demás es importante que sepas que no solo se trata de cuidar de tu salud física, sino también de la psicológica y emocional, pues la OMS define a la salud como “Un estado completo de bienestar físico, mental y social, no solamente es la ausencia de afecciones o enfermedades”

Ahora que sabes que la salud abarca diferentes áreas de tu vida, convirtiéndose en algo integral, queremos compartir contigo las siguientes prácticas para que las implementes en tu día a día y los hagas hábitos saludables en tu vida.

¿Cómo mantengo en buen estado mi salud?

    • Cuida tu alimentación

Llevar a cabo una buena alimentación es el mejor camino para obtener los nutrientes suficientes para tu cuerpo, lo ideal es que consumas alimentos de manera balanceada, incrementando el consumo de frutas, verduras, leguminosas y reduciendo el consumo de alimentos procesados altos en grasas y azúcares.

Si es necesario, asiste con un expert@ en nutrición para que te guíe y ayude en este proceso de crear una buena relación con los alimentos. Nosotros te recomendamos que: 
–>Tengas horarios definidos para consumir tus comidas.
–>Evita saltarte comidas
–>No te castigues por consumir ciertos alimentos
–>Disfruta de los alimentos que consumes
–>Planifica un menú semanal
Esto será primordial para mantener una buena alimentación, generando un impacto positivo en tu aparato digestivo.

 

    • ¡Mantente en movimiento!

El ejercicio es clave para mantenerte en buen estado físico, pero sobre todo a mantenerte saludable, ya que te ayuda a fortalecer los músculos, corazón y pulmones, sin dejar de lado que te ayuda a mejorar tu humor, a conciliar el sueño y reducir el estrés del día a día.

Se recomienda que dediques al menos 30 minutos de actividad física moderada 5 días a la semana, si crees que no tienes tiempo, empieza realizando pequeñas acciones, realiza caminatas, en lugar de utilizar el elevador usa las escaleras, ejercítate en casa, sal a pasear a tu perro, ve al gym, busca en internet rutinas cortas etc.

No importa si son solo 10 o 15 minutos los que tienes disponibles, no te quedes en el sedentarismo y encuentra la actividad/deporte que más te guste y se acople a tu estilo de vida, más que tiempo, necesitas ser constante y disciplinad@.

 

    • Asiste a revisiones médicas de manera periódica

Los expertos recomiendan hacerse pruebas médicas de manera constante (de sangre, presión arterial, autoexploraciones, etc.) Y sobre todo, visitar a tu médico 1 vez al año para una valoración general. Esto te ayudará a ser consciente de cómo está tu salud en el momento y a controlar factores de riesgo a tiempo.

Recuerda que es mucho más sencillo, positivo y económico, invertir en la prevención e intervención temprana ante cualquier padecimiento, que tener que luchar contra malestares físicos y económicos para hacer frente a enfermedades que se complicaron debido a una mala atención en el momento correcto.

 

    • Evita el consumo de alcohol y tabaco

Es necesario que tengas en cuenta que este tipo de sustancias, aunque sean legales, aumentan las probabilidades de sufrir enfermedades y/o accidentes. Ya que son causantes de diferentes cánceres, enfermedades cardiacas, daños en pulmones, esófago, así como, trastornos mentales y/o de comportamiento.

No decimos que dejes de tomar, pero si, que si lo consumes, lo hagas de manera moderada y evitando consumir más de 1 una bebida al día.  Por otro lado, al fumar, recuerda que no solo afectas tu salud, sino también de aquellos que te rodean, pues se convierten en fumadores pasivos al inhalar el humo del cigarrillo.

Si tienes hijos, habla con ellos sobre el consumo de estas y otras sustancias, para que puedan estar informados sobre los efectos peligrosos a los que se podrían enfrentar.

 

    • Cuida tu salud mental

Cuidar y ejercitar tu mente, es igual de importante que ejercitar tu cuerpo.
Como mencionamos anteriormente, para estar bien de salud también es necesario que te preocupes por crear hábitos saludables que generen tu bienestar psicológico, mental y emocional, ya que existen múltiples factores que, si no les pones la atención necesaria, afectarían tu bienestar.

Te compartimos algunas acciones que puedes realizar para estar bien mentalmente:
–>Dedícate un tiempo para ti y plantéate metas/objetivos.
–>Asiste a terapia psicológica.
–>Práctico yoga o escucha podcast de meditación.
–>Aprende a manejar y liberar el estrés/ ansiedad.
–>Enfócate en crear relaciones personales sanas.
–>Disfruta de tus tiempos de descanso.

 

    • Crea hábitos saludables al dormir

Al momento de dormir, tu cuerpo tiene oportunidad para regenerarse y preparase para estar bien al día siguiente. Este proceso beneficia a tu sistema hormonal, inmunitario, respiratorio, etc. Volviéndose más fuerte.

A demás, múltiples estudios demuestran que él no descansar bien aumenta el riesgo de enfermedades tanto psicológicas como físicas. (mayor nivel de estrés, depresión, ansiedad, diabetes, afecciones cardiacas, aumento de peso, etc.)

Para que tu cuerpo tenga un descanso óptimo, hay que dormir cierta cantidad de horas, por ejemplo, los recién nacidos requieren de 14-17 horas de sueño, los adolescentes 10 horas y las personas adultas entre 7-8 horas, si estás durmiendo menos de estas horas ¡es tiempo de tomar considerar cambiar tu rutina a la hora de ir a la cama!

Recomendaciones:
–>Determina una rutina y horarios para dormir y despertar.
–>Evita consumir alimentos y bebidas estimulantes por las noches.
–>Una hora antes de ir a dormir deja de utilizar dispositivos (TV, iPad, celular, etc.), ya que la luz azul que emiten, afecta el ciclo del sueño.
–>Realiza ejercicio para liberar energía y descansar mejor.

 

Como has visto, existen muchos consejos que puedes seguir para mantener un buen estado de salud. Empieza a realizar cambios en tu rutina y verás que poco a poco verás mejorías de manera general en tu vida, recuerda que al final del día todas las acciones positivas o negativas que realices serán por ti y para ti.